Disfrutar de la Feria de Málaga supone estar muchas horas de pie, largos paseos y un no parar de bailar. Un ajetreo que sufren de manera especial los pies, a los que hay que cuidar si no queremos sufrir molestias que nos fastidien la fiesta.

Para comenzar con buen pie la elección del calzado es básica para evitar que los pies se resientan antes de tiempo. Lo ideal es elegir un zapato cómodo, de la talla correcta, sin una cuña demasiado alta para ellas, y sobre todo, estrenados con anterioridad. Además, es aconsejable usar un calzado cerrado. Evitaremos tener los pies expuestos a las pisadas, cristales y otros objetos que se pueden encontrar en el suelo.

Y si aún así al día siguiente tenemos molestias en los pies, podemos realizar un baño de agua caliente con sal al llegar a casa y un masaje en los pies para que estos se recuperen después de una extenuante jornada feriante.

Finalmente, en el caso de sufrir algún corte, ampollas o problemas con las uñas, aconsejamos pedir cita con el Podólogo para que proceda a examinar y curar las heridas.

2019-08-10T17:27:52+02:00

About the Author: