¿Tienes deseo por comer a todas horas? ¿Comes de forma compulsiva? Si la respuesta es afirmativa, no te preocupes, ¡tiene remedio! Desde Clínica SaniSalud te ofrecemos seis consejos para vencer la ansiedad por la comida.

Son muchos los que, con el fin de controlar esta situación, hacen malas elecciones alimenticias. Hay que tener mucho cuidado con esto ya que lo que creemos que nos va a ayudar puede acabar haciendo el efecto contrario, comer más calorías de las requeridas y por ende también ralentizar el metabolismo y hacer que el cuerpo disminuya su capacidad para quemar grada.

Pero, ¡que no cunda el pánico! Si intentar poner en práctica los siguientes consejos, conseguirás plantarle cara a la ansiedad y prolongar la sensación de saciedad.

 

1. Hidrátate e incrementa el consumo de líquidos

Seguro que has escuchado miles de veces la importancia de beber al menos dos litros se agua al día, pero ¿sabes por que es? El consumo de líquido promueve la hidratación del cuerpo y al mismo tiempo le ayuda a eliminar toxinas. Mantener nuestro cuerpo hidratado contribuye también a que nuestro organismo se mantenga satisfecho y repleto de energía. ¡Ojo! cuando decimos hidratar el cuerpo… ¡no sirven las bebidas alcohólicas o azucaradas! Si no te gusta el agua también puedes probar con zumos naturales ¡Súper ricos y saludables!

2. Agrega fuentes de fibra a tu dieta diaria

¡Tienes que aliarte con los alimentos ricos en fibra! Son unos aliados excelentes para vencer la ansiedad por la comida ya que ayudan a prolongar la sensación de saciedad después de comer y además también ayudan a controlar el colesterol y a estabilizar el azúcar en la sangre. Además, el consumo de fibra disminuye el riesgo de padecer diabetes y algunos tipos de cáncer, como el de colon.

Entre los alimentos con más fibra cabe destacar las frutas frescas, los cereales integrales, los vegetales, las legumbres, los frutos secos y las semillas.

3. Mantén una rutina de ejercicio

Es un hábito muy saludable por diversos motivos: te hace sentirte mejor, te ayuda a adelgazar y al mismo tiempo contribuye a evitar la ansiedad y el deseo de comer a cada instante.

El deporte nos ayuda a liberar endorfinas, que son unas hormonas que controlan la ansiedad, el estrés y otras emociones que contribuyen e interfieren con el bienestar.

Es recomendable realizar deporte al menos 30 minutos diarios. ¡No es tanto y como has visto los beneficios son muy numerosos!

Si no estás muy acostumbrado y te cuesta mucho empieza de forma gradual, poco a poco y sin agobiarte. Combina ejercicio cardiovascular con otros ejercicios de fuerz

4. Haz cinco comidas al día

Este es otro de los consejos más efectivos para evitar la ansiedad por la comida.  Tener una dieta saludable no significa pasar hambre o reducir el número de comidas principales. Más bien todo lo contrario, es recomendable realizar entre 5 o seis comidas diarias (pequeñas). Esto ayuda a acelerar el metabolismo, al mismo tiempo contribuye a reponer tus reservas energéticas con más energía y optimismo y  psicológicamente nos ayuda a dosificar la ansiedad en vez de darnos atracones

Debemos elegir alimentos saludables y bajos en calorías.

Recuerda que deber evitar saltarte comidas, esto solo te generará más ansiedad en horas posteriores.

5. Consume fuentes de carbohidratos

Existe la falsa creencia de que deben eliminar por completo los carbohidratos para que los resultados de nuestra dieta sean visibles pero.. ¡Nada más lejos de realidad! Si que es cierto que no es conveniente abusar de los carbohidratos refinados pero sí que es importante incluir carbohidratos complejos.

Estos alimentos tienen un menor índice glucémico por lo tanto no aumentan los niveles de azúcar en la sangre.

Es recomendable su ingesta ya que ayudan a mantener un nivel óptimo de energía y nos permiten alargar la sensación de saciedad durante más tiempo.

Intenta consumir cereales integrales, pasta integral, legumbres y patatas evitando siempre que puedas las harinas y cereales refinados.

6. Incluye omega 3

Los alimentos con omega3 proporcionan innumerables beneficios, sobre todo en aquellos que tienen ansiedad por comer.

Estas fuentes de grasa saludable:

  • mejoran la salud cardiovascular
  • controlan la inflamación
  • Incrementan la segregación de la serotonina

Normalmente las comidas que lo aportan también contienen vitamina B, necesarias para regular la actividad del sistema nervioso.

Por lo tanto es recomendable consumir 2 o 3 porciones de pescado azul a la semana. También puedes encontrar  este nutriente en el brócoli, el aceite de oliva y en las coles.

De modo opcional, también puedes consumirlos en forma de suplementos.

Si sigues todos estos consejos conseguirás no solo vencer tu ansiedad por la comida sino también mejorar tu condición física, perder peso y mejorar tu estado de ánimo.

Si tienes algún momento de ansiedad, contrólala consumiendo frutos secos o semillas.

2017-10-09T17:30:40+00:00

About the Author: