Durante el verano aumentan considerablemente las visitas a la especialidad de ginecología, teniendo el mayor número de casos en común la sintomatología provocada la cistitis, una infección de las vías urinarias ocasionada generalmente por bacterias.

Estos síntomas pueden manifestarse de varias formas: necesidad urgente y frecuente de orinar, quemazón en la uretra, enrojecimiento de la vulva y picor vaginal, dolor al mantener relaciones sexuales, sangre en la orina, fiebre, escalofríos, vómitos, náuseas, …

El calor, permanecer con el bañador mojado, la humedad en la zona genital por los baños y el aumento de la transpiración conllevan mayores posibilidades de desarrollar hongos y bacterias en la flora vaginal y hacen que el número de infecciones vaginales aumente en verano.

Para evitar sufrir este mal, se deben implementar unos hábitos para mantener un adecuado cuidado de la salud ginecológica.

Por ello, desde Clínica Sanisalud, os damos algunos consejos para prevenir las infecciones vaginales y conseguir un mejor cuidado íntimo femenino en verano:

 

  1. Mantener la zona genital seca

La humedad en la zona vaginal favorece la aparición de infecciones por lo que es recomendable llevar siempre un bañador seco de repuesto o ropa interior limpia para cambiarse tras el baño.

 

  1. Evitar el uso de ropa interior demasiado apretada

Garantizar una transpiración adecuada de la zona íntima femenina también ayuda a evitar las infecciones vaginales, por lo que es conveniente utilizar ropa holgada y de tejidos transpirables como el algodón.

 

  1. Cuidar la higiene íntima

Una adecuada higiene íntima favorece una buena salud ginecológica.

Para ello, darse una ducha con agua después de un baño en el mar o la piscina previene irritaciones por sal, arena o cloro.

 

  1. Utilizar toalla en playas y piscinas

Utilizar toalla en la playa o en la piscina para evitar sentarse directamente en la arena o en zonas que puedan provocar irritación vaginal es una recomendación muy básica pero necesaria.

 

  1. Beber agua para evitar infecciones urinarias

El consumo de agua es aconsejable para la salud en general, pero además en el caso de las infecciones vaginales evita que se acumulen gérmenes en el tracto urinario, eliminándolos en la orina.

 

Estos son algunos consejos y prácticas para evitar complicaciones ginecológicas.

En el caso de sufrir molestias es fundamental pedir cita con la especialidad de ginecología para asignar el tratamiento más adecuado para cada infección.

2019-07-08T14:26:28+02:00

About the Author: