Con las altas temperaturas tendemos a realizar un uso excesivo de chanclas o zapatos que no se ajusten correctamente al pie, esto puede provocar lesiones en los tobillos y las rodillas, la aparición de dedos en garra o la alteración de la pisada.

Para mantener una óptima salud pédica os proporcionamos una serie de consejos a tener en cuenta, especialmente en los colectivos más vulnerables, como son los niños, las personas mayores, los deportistas y los diabéticos, quienes deben extremar las precauciones y cuidados ya que tienen mayor riesgo de sufrir la aparición de diversas patologías.

  • No caminar descalzos en lugares públicos. Así evitamos el contagio de hongos y papilomas, las infecciones más comunes que afectan a los pies.
  • Utilizar un calzado correctamente ajustado para evitar lesiones, que pueden suponer problemas de salud para otras partes del cuerpo.
  • Usar sandalias atadas al pie y con una suela entre los 3-4 centímetros de grosor.
  • Mantener una buena hidratación, así evitamos sequedad y grietas en los pies.
  • Acudir a especialistas de la Podología para conseguir un diagnóstico completo y personalizado como principal medida de prevención.
2019-07-15T13:44:25+02:00

About the Author: